Home sweet Home

Lo prometido es deuda. Ya hace meses que os dije que os enseñaría mi casa, (bueno, prácticamente un año ya, como pasa el tiempo) y he decidido hacerlo ahora porque en un par de semanas nos mudamos. Si! Hemos encontrado algo un poquito mas grande (pero solo un poquito, no os creáis) pero con mucho encanto. Ah! y si aun no lo he dicho, TIENE TERRAZA, así que cuando lo vimos no nos pudimos resistir……

Ahora toca desmontar lo que ha sido en este último año nuestra primera casa, nuestro cambio de vida, y la verdad, me da penita.

Así que bueno, ya toca enseñarlo para dentro de unos meses (o años…. ya no sé) enseñaros la nueva. jijij

Es un pequeño estudio de 25 metros cuadrados, un bajo interior, pero con muchísima luz. Tenemos la suerte de tener un patio muy amplio y entra el sol por las ventanas casi todo el día. Y claro, además es super silencioso.

El tema de la luz siempre me ha preocupado mucho, así que decidimos pintarlo de blanco impoluto para multiplicarla, y también para aumentar la sensación de espacio y orden.

Cuando lo vimos fue un flechazo (mio, no de Nacho que casi le da un pasmo al verlo, vacío, de noche, con las paredes amarillas, no se podía hacer a la idea de todo lo que se podía hacer con un espacio tan cuadrado. Era perfecto!

No queríamos nada de sofá cama, y necesitábamos sitio para trabajar con ordenadores, así que eso junto con el mayor espacio para guardar fueron los requisitos. (Además de montar la casa en 3 días y con el mínimo presupuesto)

Nada mas entrar encontramos la mesa de comer, pequeña, de Ikea, creo que de las mas baratas que encontramos en ese momento, que apoya contra la trasera del armario de dos módulos, que sirve para separar la vista desde la entrada de la zona de la cama. Aunque sea un espacio pequeño no hay que renunciar a la intimidad…

Pintamos la trasera del armario a rayas horizontales. Miramos papel de pared pero no encontré ninguno que me encantara a un precio razonable así que decidí pintarlo yo.

La zona del ordenador era un espacio obligado. Me inventé una superficie grande de trabajo que a la vez tuviera mucho espacio para guardar. Dos cajoneras contrapuestas de 3 cajones y un modulo de cocina debajo de la tele, con un precioso tablero de pino hacen de mesa para trabajar. Esta superficie nos da la vida, porque la utilizamos para todo!. Ademas sirve de separación con la zona del sofá sin agobiar el espacio.

Detrás del ordenador está la puerta del baño, que ahora queda ligeramente mas escondida gracias al modulo alto de cocina que pusimos en la pared. Necesitábamos espacio para guardar las sartenes, platos, vasos, tostador,….. y dejamos la puerta blanca y sin tirador para intentar disimularlo. La verdad es que casi ni lo vemos, y nos da la vida, porque cabe todo!

Desde la mesa del ordenador podemos ver la cama y el sofá. La zona del dormitorio está enmarcada por el armario (que queda a la izquierda del todo en la foto superior) y la Expedit, que sirve por un lado de mesilla y por otro de estantería general. No resta demasiada luz porque la Expedit no tiene fondo. La cama, con canapé para guardar ropa de cama, ropa de verano, trastos varios en general…….

En la zona del sofá tenemos una pequeña mesa Lack blanca, con un puf que entra perfecto debajo. Asi tenemos un asiento mas, pero no ocupa sitio. Lo usamos muchísimo.

Justo debajo de la tele hay un módulo de pared de cocina, con dos puertas, donde guardamos los trastos de la tele, el tdt, los cd’s, cables y demás trastos poco bonitos.

Todas estas fotos son de verano, pero el otro día hice algunas mas, porque hay algunas cosas nuevas.


Aquí os dejo el plano con las indicaciones de cada cosa, por si no habéis podido verlo en las fotos. -(Pincha y amplía)

Y ya está! El palacio explicado en un post! El próximo será de la nueva casa, con terracita, y plantitas, y velitas. oooooooh!